Hoy te quiero, mañana no lo sé

El amor, en el sentido más conocido y universal de su palabra (no saldrá así en ninguna enciclopedia, es la definición que me he sacado de la manga acorde a lo que yo pienso), es la unión de dos libertades que no quieren ser libres solas. Se necesitan la una a la otra, para complementarse, para tener un soporte donde apoyar la frente en los días grisáceos, y sentirse como en casa cuando se rodean con los brazos después de un día sin verse.

Qué bonito querer, y ser querido de vuelta. Sí, el amor es perfecto, con un tono rosa y otro azul, pero puede desteñir si lo usas mal, porque se mezclará todo y no dejará distinguir lo tuyo de lo suyo, lo que es de ambos y lo que debe quedarse en propiedad privada. Todo se convierte en todo. Mismo saco, mismo error. Seguimos siendo personas individuales (todavía no nos podemos fundir unas con otras y hacer aleaciones, lo que sería un experimento interesante), y eso significa que debemos ser egoístas en ciertos momentos. Pensar solo en nuestro bien, y no condicionarlo a otro. No dejar que una relación, sea con quien sea, nos inunde tanto la mente que perdamos la esencia y los proyectos personales. Porque las uniones se pueden romper, como las ilusiones. Pero tu vida, tu futuro, siguen ahí, a no ser que también los hayas dado por esa persona y ya no te quede nada, excepto tú. Tú en tu forma física, porque por dentro te ha arrasado. Te has arrasado, mejor dicho, porque tú decidiste darlo todo.

Pero todo esto no es lo que tratan de hacernos creer. Muchas veces evitan contar las partes que a nadie gustan. Anuncios, películas, libros (desde los más antiguos clásicos a las más nuevas novelas románticas), e incluso otras personas que ya se han sumido en este embrujo y normalizan todo lo que este causa en ellos, se confabulan para contarnos la misma historia. Chico conoce a chica, se enamoran, no pueden vivir el uno sin el otro, se perdonan todas las cagadas y viven felices para siempre. Porque no sabemos cómo estarán dentro de unos años esas parejas que a la vista están hechas para ser uno. Nada se sabe de si Cenicienta sigue viviendo con el príncipe o le dejó por ser un estafador y aprovecharse de la gente; si Noah y Allie (de la película “El diario de Noah”, conocida por ser la más reproducida de la historia de las historias de amor) no se cansaron de verse las caras cada mañana… y así con tantas otras.

Y después de conocer todas estas historias tan mágicas y perfectas, y también después de haber escuchado todas las advertencias que familiares, amigos y gente que escribe en páginas de Internet nos dieron, seguimos quedándonos prendados sin límites. Es tanto lo que nos llegamos a aferrar a alguien, que hay puentes llenos de candados con iniciales marcadas, y fondos de ríos llenos de llaves que juran un amor infinito, y que mienten. Y no nos damos cuenta, pero no podemos prometer a nadie que estaremos siempre a su lado, aunque lo deseemos. Porque lo deseamos ahora, en este instante, pero quizás mañana ya no. Hoy te quiero, mañana no lo sé.

Mucho mejor que cerrar candados, sería soltar una lámpara al cielo oscuro en una noche de verano, igual que se hace en Tailandia cada año para liberarse de los enfados y resentimientos, mientras se pide un deseo. Creo que simboliza mucho mejor el amor, tan luminoso y a la vez creando tantas sombras, tan libre… Así es como debería ser. Nada de ocultamientos. Saber que exponemos nuestros sentimientos a alguien y que a veces podrá perjudicarnos.

Como casi todo lo que existe…

Aferrarse

a  lo que dueño no tiene,

ni quiere,

porque conoce a que sabe

la libertad.

Buscando un alma que agarrar

y ser propietarios

de sus anhelos.

Vivir libre hasta su llegada

y entonces,

encadenarse a otra libertad

que no quiere

ser libre sola.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s